Las vacaciones es el momento ideal para desconectarnos y disfrutar del aire puro. Solos, acompañados, haciendo deporte o simplemente para salir de compras. Pasear siempre es una buena opción.